Por Germán Baños.

Las ventajas de la robótica no pasan desapercibidas para ninguna industria, sobre todo para aquellas en las que sus cadenas de producción se basan en procesos repetitivos y precisos que determinan la productividad y niveles de calidad del producto acabado. 

Por ello que la automatización de procesos sea de vital importancia para muchas industrias y que se dediquen recursos para innovar y mejorar la eficacia de las tareas más complejas o delicadas. 

En este caso, las tareas de pegado, dispensado y soldadura suelen ser una prioridad en la automatización de la industria, con el objetivo de dar mayor flexibilidad a la cadena de producción y que sea más adaptable, sin que esto afecte a la productividad y eficiencia.

APLICACIONES DE LOS COBOTS PARA LA AUTOMATIZACIÓN DE PROCESOS

Los robots colaborativos o cobots se han convertido en la mejor solución para permitir que todo tipo de industrias y actividades productivas se automaticen y accedan a la tecnología que mejor se adapte a sus necesidades.

Actualmente, los brazos robóticos tienen presencia en un gran número de ámbitos industriales y en todo ellos pueden realizar diferentes tareas, gracias a su adaptabilidad y lo fácilmente que se integran en cualquier entorno de trabajo.

Esto último es una de las grandes ventajas de los cobots, ya que están diseñados para trabajar de forma coordinada con los operarios, liberando a estos de realizar tareas peligrosas y garantizando un espacio de trabajo seguro. 

Y todo esto es posible, ya que el robot cuenta con una tecnología con la que es capaz de adaptar su actividad -como la velocidad o la fuerza- ante la presencia humana para evitar cualquier percance. 

Por otro lado, la capacidad de trabajo de un cobot también permite que los operarios no tengan que ocuparse de tareas repetitivas, donde es más posible que las acciones sean más imprecisas o subjetivas, a medida que pasa el tiempo. Sin embargo, un cobot es capaz de trabajar en varios turnos sin parar, y sin que esto afecte a la calidad de su trabajo. 

Automatización de los procesos de producción 

Teniendo en cuenta las ventajas de la robótica y las diversas aplicaciones de los cobots para conseguir una producción automatizada rentable, es más que lógico que las industrias que realizan tareas de dispensado, pegado y soldadura https://blog.universal-robots.com/es/soldadura-robotizada-reduce-desperdicios-de-material-e-interrupciones-en-la-produccion opten por esta tecnología para ganar en efectividad y productividad.

PROCESO DE DISPENSADO

La precisión y la exactitud de un robot inteligente supera con creces a las habilidades de cualquier operario, lo que implica que un cobot va a ser capaz de suministrar los materiales y sustancias para el pegado o soldadura sin que exista margen de error.

Por otro lado, dada la agilidad con la que se adapta a otra tarea o entorno de trabajo, garantiza que un brazo robótico puede manipular diferentes tipos de materiales sin problema, sabiendo perfectamente cómo hacerlo, gracias a lo fácil que es configurar su software. 

PROCESO DE PEGADO

Es una tarea muy común en producciones de mobiliario, por ejemplo, donde con la integración de un cobot se busca que los ciclos de producción sean más cortos y precisos.

La dosificación de pegamento o la exactitud para aplicarlo en las juntas es algo que un cobot puede realizar de forma óptima y uniforme, al igual que aplicar la presión necesaria para cada tipo de pieza o ensamblado.

Así se consigue un producto con un buen acabado, bien manufacturado y que reúne todos los requisitos de calidad para su comercialización. 

PROCESO DE SOLDADURA

La automatización de procesos de soldadura es de los que permite obtener mayor eficacia, en especial en industrias tan complejas como en la del automóvil.

Una gran parte de la industria automovilística cuenta con brazos robóticos para realizar tareas de soldadura https://blog.universal-robots.com/es/soldadura-robotizada-reduce-desperdicios-de-material-e-interrupciones-en-la-produccion  debido a la precisión y la efectiva manipulación de piezas y ensamblajes.

La adaptabilidad de los cobots a las diversas tareas de la industria automatizada hace posible que un mismo robot puede ejecutar diferentes tipos de soldadura sin que se pause la cadena de producción, ni varíe la calidad de la intervención. 

De esta manera, un cobot puede realizar una soldadura láser o una soldadura por puntos, adaptando la temperatura, presión y precisión para cada tarea y pieza manipulada. Del mismo modo, puede encargarse de ejecutar una soldadura por fricción, ensamblando piezas mediante la aplicación de calor, de forma segura y efectiva.

Como ejemplo de éxito de la instalaciones de cobots para automatizar estos procesos, la empresa suiza de equipamiento Franke https://www.universal-robots.com/es/casos-pr%C3%A1cticos/franke/ consiguió mejorar su productividad, reducir costes y desechar menos cantidad de materiales sobrantes o defectuosos por la ventajas que le aportó un brazo robótico UR5.

Con un cobot pudo mejorar la automatización de las tareas de dispensado y pegado de las piezas que conforman un fregadero, consiguiendo precisión milimétrica en cada ensamblado de piezas, y con ello, ahorrar en material desperdiciado cuando el pegado no había sido preciso.

El control y flexibilidad de un cobot marca la diferencia cuando lo que se busca es producir mejor, más barato y destinar las habilidades de los operarios a tareas que aportan más valor a la cadena de producción. 

Acerca de HTL Electronics

HTL Electronics es una empresa dedicada a la distribución de robótica colaborativa, automatización industrial y componentes electrónicos. Desde 2009 ofrecemos soluciones, brindando el mejor servico y sopporte a nuestros clientes. Estamos listos para ser la diferencia.

© 2019 HTL Electronics, S.A. de C.V. | All rights reserved | Calle Industria Naviera No. 41 Zapopan, Jal. | (33) 36403020

es_MXSpanish
en_USEnglish es_MXSpanish